Nuestra Historia, 

La historia de Tresillos Rivadulla nace hace 50 años. Los tres hermanos Rivadulla comenzaron en al año 1965 un largo camino que recorrerían juntos hasta la actualidad.

La actividad del comercio ya estaba arraigada en su familia transmitida de generación en generación. Todo empezó con la llegada a Valencia desde su Galicia natal. Sus primeros pasos en el mundo profesional les llevaron a tomar contacto con la venta de artículos de tapicería.

Sofas Rivadulla

Sofás Rivadulla

En aquellos tiempos el poliuretano era un material utilizado para una amplia gama de productos tanto de descanso (colchones, almohadas.) como de tapicería. Los tres hermanos empezaron fabricando productos de descanso para introducirse al poco después en la fabricación de los Tresillos, concepto que acompañaría a la marca en toda su trayectoria.

En los años 60 no existían en Valencia puntos de distribución exclusivamente de sofás. Las tiendas eran de muebles y comprendían todo tipo de mobiliario. Los hermanos Rivadulla fabricaban para pequeñas tiendas de muebles que tenían destinado un espacio para los Tresillos.

Con mucha ilusión, esfuerzo y la visión de emprender un proyecto nuevo que no existía en el mercado, nació Tresillos Rivadulla. Una misma empresa fabricaba y vendía sus propios sofás al público. Tresillos Rivadulla nació de la reconversión, del afán de tener un control de todo el proceso y de tener un contacto mucho más cercano con el cliente.

La primera tienda que aunaba estos conceptos se abrió en la calle Cura Femenía (Zona de Ruzafa), le seguirían la de la Bolsería en el barrio de El Carmen y las tiendas de Guillem de Castro, Eduardo Boscá y la Carretera de San Luis.

Los tiempos de bonanza económica acompañaron a la empresa a lo largo de los años que creció tanto en puntos de venta como de fabricación.

Años después volvieron a apostar por algo nuevo en el mercado, la creación de tiendas de sofás ubicadas en grandes zonas comerciales. Así en el año 1990 se abrió la primera tienda en la zona Comercial de Sedaví.

Dicha tienda fue el buque insignia de la firma durante muchos años y marcó un antes y un después en su recorrido.

En la última etapa de la empresa, la crisis afectó de manera muy aguda al sector del mueble, produciendo una reducción de su tamaño considerable.

En la actualidad, la entidad, en un proceso de renacimiento, sigue ofreciendo a sus clientes un servicio directo, cercano y una experiencia en el sector de más de 50 años de tradición. La premisa de tener un trato personalizado y poder fabricar a la medida del cliente fue el punto de partida de esta empresa y siempre ha estado presente en el día a día de Tresillos Rivadulla.

Nuestra fabricación artesanal y la atención al público que nos ha caracterizado siempre.

[/vc_column_text][/vc_column][vc_column width=”1/2″]




[/vc_column][/vc_row]